Cinco tipos de compañeros de oficina

Cinco tipos de compañeros de oficina

A lo largo de nuestra vida profesional, sin importar la naturaleza de la empresa en la que trabajemos, su tamaño o su cultura organizacional, nos hemos encontrado con diferentes tipos de compañeros de oficina que cuentan con diversos perfiles profesionales y personales.  Identificar y conocer estas clases de compañeros nos podrá facilitar el desempeño laboral y nuestro relacionamiento, es por esto que, queremos compartir con ustedes los cinco perfiles más comunes que podemos encontrar:

  1. El workaholic

En una persona independiente, ambiciosa, rígida y obsesiva. Es adicto al trabajo, por lo que solo piensa en trabajar y trabajar, siempre es el primero en llegar a la oficina y el último en irse y en algunas ocasiones se molesta con sus compañeros que no exceden los horarios.  Se lleva el trabajo para la casa y siempre está disponible para sus jefes.

 

  1. El exigente

Generalmente son personas que asumen más responsabilidades de las que deben cumplir, son dedicadas, pero se exigen mucho a sí mismo.  Siempre están sobre cargadas, lo que hace que sufran de estrés laboral. Se ofrecen a ayudar y a encargasen de tareas que no les corresponden, sus compañeros de trabajo tienden a aprovecharse de la situación para entregar y liberar responsabilidades.

 

  1. El programador de reuniones

Es la persona que siempre busca reunirse para planificar cualquier asunto de la compañía, no sabe diferenciar entre los temas que si justifican una reunión o no.  En muchas ocasiones el programador de reuniones, le gusta delegar responsabilidades y generar tareas a su grupo de trabajo.

 

  1. El competitivo

Habitualmente es la persona que tiene claro sus objetivos, por lo que siempre trabaja para alcanzarlos.  Siempre está buscando retos y retarse, no le gusta perder, es muy ambicioso, en algunas ocasiones puede pasar por encima de sus compañeros de trabajo para alcanzar sus objetivos.

 

  1. El engreído

El engreído es una persona que cree que se las sabe todas, que es el mejor y en muchas ocasiones que solo él tiene la verdad.  Es soberbio, poco colaborador, y egocéntrico. Trabajar en equipo suele ser complicado con este tipo de personas, siempre busca su interés personal y deja a un lado el general.